Las grandes tecnológicas quieren las patentes de Kodak

Kodak fue pionera en la cámara portátil, pero no pudo adaptarse con éxito a la fotografía digital

La firma Eastman Kodak Company acordó vender sus patentes de imágenes digitales en una operación valuada en US$  525 millones, un paso clave para que la empresa pionera de la fotografía pueda salir de la bancarrota en el primer semestre del 2013.

El acuerdo por 1.100 patentes permite a Kodak cumplir una condición para conseguir US$ 830 millones de financiamiento.

El acuerdo sobre patentes se logró con un consorcio liderado por Intellectual Ventures y RPX Corp, que incluye a algunas de la compañías de tecnología más grandes del mundo, que comprarán o licenciarán las patentes.

Esas compañías son Adobe Systems, Amazon.com, Apple, Facebook, Google, Fujifilm, Samsung Electronics, HTC, Microsoft, Research In Motion, Huawei Technologies y Shutterfly, según documentos de la corte.

Kodak aún debe vender su negocio de imágenes personalizadas y de documentos como parte del paquete de financiamiento, y además debe resolver sus obligaciones de pensiones en el Reino Unido.

La compañía dijo que el acuerdo de patentes la pone en camino a salir de la bancarrota en la primera mitad del 2013.

“Nuestros avances se han acelerado durante las últimas semanas a medida que nos preparamos para surgir como una compañía sólida y sostenible”, dijo Antonio Pérez, presidente ejecutivo de la firma con sede en Rochester, Nueva York.

De patentes y bancarrota

Cuando Kodak solicitó la bancarrota en enero, se esperaba que la cartera de patentes fuera un enorme activo para la empresa. Una compañía externa había estimado que las patentes pudiesen valer hasta US$ 2.600 millones.

Las patentes de Kodak salieron al mercado en momentos en que los valores de la propiedad intelectual se han disparado y las compañías de tecnología han destinado mucho dinero a litigios legales relativos a patentes.

Por ejemplo, Nortel Networks vendió el año pasado 6.000 patentes inalámbricas en una subasta por bancarrota por US$ 4.500 millones y anteriormente este año Google gastó US$ 12.500 millones por Motorola Mobility, que tiene una amplia cartera de patentes.

Pero la subasta de patentes de Kodak se prolongó más allá de las expectativas iniciales, que apuntaban a una conclusión en agosto. Un especialista en patentes culpó a las estimaciones iniciales extremadamente optimistas, que dijo alentaron al equipo de Kodak a poner sus metas demasiado altas.

“Lamentablemente (la gerencia de Kodak) fue engañada y creyó que valía miles de millones de dólares, pero no era así”, dijo Alex Poltorak, presidente de General Patent, una firma de licencias de patentes. “Creo que las vendieron a un muy buen precio”, agregó.

A futuro

El dijo que después de que Google compró a Motorola, la compañía de búsquedas en internet ya no necesitaba patentes a ningún precio, lo que hizo caer los precios del mercado de propiedad intelectual.

Las raíces de Kodak se remontan al siglo XIX e inventó la cámara portátil. Pero no ha podido girar con éxito a la fotografía digital.

Posiblemente será una compañía diferente cuando salga de la bancarrota, fuera del negocio para los consumidores y concentrada, en cambio, en brindar productos y servicios al mercado de imágenes comerciales.

Los acuerdos están sujetos a la aprobación de la Corte de Bancarrota de Estados Unidos en Manhattan.